jueves, 10 de agosto de 2017

Un final...

El 31 de julio Mari Carmen cerraba por última vez su tienda, Mayalán, donde tuve mi primer contacto con el patchwork y en estos últimos meses ha estado liquidando y claro un día una tela, otro día otra, en fin que si me descuido tengo yo ahora mas en mi casa que ella ja, ja, ja. Echaré mucho de menos sus telas.

Y claro algo hay que hacer con todas esas telas... lo que llevo de verano ha sido una locura, campamento, visita familiar, asamblea en Santiago de Compostela... digamos que esta semana ha sido de casa al trabajo y del trabajo a casa y poco mas, empiezo a ser persona ahora y este fin de semana largo haré un repaso de labores para coser y coser.

Aunque muy poquito porque ha sido imposible coser mas, mis sobrinos se llevaron un regalín.

Daniel y Yoel un tres en raya.


Tablero, fichas y una bolsita donde guardarlo todo.


Y para Ainara, recuperé tela Gorjuss del baúl, para el interior y trasera una de las muchas telas que he adquirido y con unas asas a mitad de precio, se llevo un nuevo bolso.


Y como tenía tela y tuve suerte de encontrar unas asas iguales pues me hice uno para mi.


Espero y deseo que hasta final de verano pueda acabar alguna otra cosilla para poder enseñároslo.

Disfrutad de lo que queda de verano, los que aún tenéis vacaciones aprovecharlas y que el tiempo os acompañe porque aquí en Gijón no es precisamente veraniego.

Hasta mi próxima entrada.